martes, 31 de agosto de 2010

Carta al viento para un amigo

Querido amigo,

hace ya tiempo que no sé de ti. Es normal que ya no tengamos contacto, nuestras vidas siguen caminos distintos, llegamos, nos vamos, andamos de aquí para allá... son las cosas de la vida que no se pueden cambiar. Siento mucho no haberme decidido a escribirte antes y reconozco que lo hago ahora por un motivo concreto.

Unos amigos muy cercanos han perdido a uno de sus hijos este fin de semana. Tras su muerte queda una familia y amigos destrozados: sus padres, su esposa, sus hijos... Ayer me acerqué hasta la casa de estos amigos para darles mi más sincero pésame. No tengo palabras suficientes para describir a la perfección la escena y la mezcla de sentimientos vividos. Lágrimas, palabras de auténtico agradecimiento por unos minutos de compañía, afecto, dolor, humanidad...

Llevo un par de días pensando en el modo que nos puede cambiar la vida en apenas unos segundos sin esperarlo, por inverosímil que nos parezca... Me ha dado por pensar en ti porque siempre fuiste un gran amigo, uno de verdad y no uno de esos disfrazados que de cuando en cuando encontramos por el camino y con el tiempo descubrimos que en realidad nunca nos brindó una verdadera amistad. Por eso, a pesar del tiempo pasado y de los recuerdos enterrados, sigo preguntándome cómo te irá, si estarás bien y deseando que disfrutes en cada momento de tu recorrido.

Un día moriré, como todos, y no sé si tras de mí quedará gente que me recuerde, haciendo así que, de algún modo, siga con ellos. No lo sé. Lo que sí sé es que algún día perderé a algún ser querido, como ya los perdí antes, y volveré a llorar sin cesar, a recordarles constantemente, a preguntarme porqués que no obtendrán respuesta y a sentirme sola aún estando rodeada de gente. Desgraciadamente algún día a ti te pasará lo mismo, como a todos, y en esos momentos el único consuelo serán tu familia y amigos... y me gustaría poder consolarte o símplemente abrazarte mientras llorases y arroparte en tu duelo personal, porque me demostraste tu amistad y aunque ahora la distancia entre nosotros sea grande, cuando te recuerdo, la palabra amigo aparece representada en mayúsculas en mi mente .

Supongo que muchas veces la vida es así, nos acerca y nos aleja, y me ha enseñado que no hablar con alguien no significa que ese alguien nos haya olvidado o que esté enfadado, es sólo que la vida nos lleva por caminos distintos y lo realmente importante es mantener cercanos otros tiempos vividos y no dudar de que, a pesar de los días y los años, podemos volver a llamar a aquel viejo amigo y decirle entusiasmados "hey, yo no te olvidé, te sigo considerando mi amigo y me encantaría verte, ¿te hace un café?".


Una nube amiga.

6 comentarios:

  1. No sabes la ilusión que me ha hecho tu comentario. Muchas gracias por todo.

    Un abrazo (si quires guárdalo para el invierno, que con estos calores...)

    ResponderEliminar
  2. No tengo muchas palabras que agregar a esta carta tan hermosa, tocas los puntos exactos, amistad, valores, recuerdo, reencuentros, incluso muerte, entre otros, me guardo el buen mensaje que de aquí obtuve.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Como nubes a merced del viento, a veces nos alejamos de aquellas con las que hemos viajado por mucho tiempo.

    Querida nubem los amigos verdaderos permanecen en el tiempo y el espacio, cuando quieras sentirlos cerca, mira al cielo, aunque ese amigo esté en al otra punta del mundo, al mirar hacia arriba verá todas esas mismas estrellas.

    Un abrazo desde los sueños.

    Dn.

    ResponderEliminar
  4. Todo tan del alma!!
    Los amigos son complementos, e incluso cuando están lejos siguen siendo un motivo para hacer algo en nuestra vida, aunque sea ser inspiración para escribir una carta!!

    fascinante!
    me encantó!
    :D

    Un beso, se te quiere!

    ResponderEliminar
  5. ... No debo darme por aludadida verdad querida nubecita?? espero desde mi mas profundo ser que no sea asi... y si ha sido un error intentar pensar que era yo, solo decirte que aunque, como ahora, apenas hablemos o nos veamos, decirte que SIEMPRE estas en mi mente. Un besinnn

    ResponderEliminar